VOCACIÓN DE SERVICIO

Mar 13, 2020

En el presente año, ingresaron 241 jóvenes a primer año de la Escuela Militar, y de ellos, 30 fueron Soldados Conscriptos y 1 Soldados de Tropa Profesional, sin duda, una cifra considerable que demuestra la vocación de servicio y amor a la patria de los integrantes de la promoción 2020-2023. Provenientes de diferentes regiones del país, de distintos establecimientos educaciones, hay una característica que los une, y es las ganas de servir a Chile que en los cuatro años de formación desarrollarán para una vez egresados, colocar en práctica en su carrera militar.

La Cadete de la 2da Compañía, Isnalda Díaz Trincado realizó su servicio militar en el Regimiento N°19  “Colchagua”, donde tuvo el constante apoyo y motivación de sus superiores para postular e ingresar a nuestro instituto. “Me contaban sus experiencias y cómo era la carrera militar, demostrando liderazgo, algo que me llamó mucho la atención. Creo que la disciplina, trabajo en equipo y la confianza son aspectos fundamentales para lograr las metas, que en mi caso, es llegar a ser del arma de infantería”. Por su parte, el Cadete Esteban Sarabia Medina, reconoció haber realizado el Servicio Militar como paso previo para ingresar a la Escuela Militar que siempre fue su objetivo. “Como militar uno siempre trabaja en equipo y sentir el apoyo y bridarlo es fundamental para cumplir los objetivos. El vivir experiencias fue muy importante para saber más sobre la carrera militar. Estoy muy contento y orgulloso de ser parte de la promoción  2020-2023, porque estoy cumpliendo un sueño en mi vida”.

Encuadrado en la 1ra Compañía, proveniente de Temuco y quien fuera Soldado Conscripto en Tierra del Fuego en el “Caupolicán” y posteriormente Soldado de Tropa Profesional en el1ra Brigada Acorazada “Coraceros” en Arica, el Cadete Danco Escobar Mardones, manifestó que desde pequeño quería ser militar, porque veía el ejemplo de su papá, que formó parte de Carabineros de Chile, y siempre se propuso hacer su propio camino y carrera militar, especialmente por los valores y disciplina de quienes forman parte de las Fuerzas Armadas. “me llamaba mucho la atención la formación integral que se imparte acá en la escuela, sobre todo el sistema de liderazgo. El haber sido Soldado de Tropa Profesional me ayudó mucho en la postulación al instituto. El sacrificio y esfuerzo que realicé, además de estar lejos de mi familia, valió la pena al cumplir con mi objetivo de entrar a la Escuela Militar”.